Pilita Clark

Contratar nuevos empleados en una pandemia no siempre es tan fácil como parece

Pilita Clark

Por: Pilita Clark | Publicado: Lunes 3 de agosto de 2020 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

Pilita Clark

Pilita Clark

Hubo un momento hace dos semanas cuando parecía que algo notable iba a suceder. Durante unas breves horas, la avalancha de titulares de todo el mundo sobre aún más pérdidas de empleos relacionados con Covid se redujo a un goteo.

Si se hubiera detenido por completo, habría sido la semana de julio sin noticias de más recortes. No se detuvo, por supuesto. Pronto llegaron informes del recorte de 400 empleos en los aeropuertos de Berlín, hasta 200 en una universidad australiana y casi 660 en una cadena de restaurantes de Quebec.

Imagen foto_00000002

Sin embargo, era un buen día en un momento en que las pérdidas han alcanzado proporciones increíbles. A principios de julio, en el transcurso de 48 horas, más de 12 mil personas en el Reino Unido se enteraron de que sus trabajos estaban a punto de desaparecer, desde los pilotos de easyJet hasta el personal de la multitiendas británica Harrods.

Desde entonces, los recortes se han extendido mucho más allá de las aerolíneas y las tiendas. Incluso los famosos guardias de la Torre de Londres, conocidos como los Beefeaters, enfrentan despidos en lo que se cree que es la primera vez en más de 500 años. Otro tsunami de pérdidas se avecina una vez que los gobiernos dejen de pagar los salarios de los trabajadores suspendidos durante la crisis.

En medio de este panorama sombrío, hace unos días me sorprendió ver una lista de docenas de compañías de LinkedIn que están contratando en lugar de despedir empleados.

Los supermercados sobresalen, lo cual no es sorprendente teniendo en cuenta que la demanda de comestibles se ha disparado en ausencia de los restaurantes y bares. Tesco por sí solo ha contratado a 50 mil trabajadores durante la pandemia, incluyendo 4 mil conductores y 12 mil “recolectores” que organizaron pedidos de comestibles en línea. Éstas fueron contrataciones temporales y algunas ya se han eliminado. Pero muchos de los trabajos que se ofrecen son permanentes y algunos sectores como el de la salud y los gobiernos locales parecen mucho más atractivos que antes de la pandemia.

Entonces, ¿cuál es la situación para los que quieren contratar empleados en un momento como éste? Para averiguarlo, hablé con tres personas que lo hicieron y descubrí que puede ser más complicado de lo que había imaginado, así como más extraño y más agotador.

“No hemos tenido un respiro”, dice Helen Field-Andrews, directora de recursos humanos de Hermes en el Reino Unido, la empresa de entrega de paquetes a domicilio que va a contratar a más de 10.500 personas entre ahora y octubre para hacer frente a los volúmenes récord de compras en línea avivados por la pandemia.

Es una de las campañas de reclutamiento más grandes de la compañía, dijo Field-Andrews, y agregó que contratar en este momento es tan abrumador como estar en medio de una inundación. Más de 7 mil personas solicitaron 160 empleos de servicio al cliente que Hermes anunció recientemente y el estándar de aplicaciones fue notablemente alto.

“Normalmente entrevistaríamos a tres o cuatro personas para una sola contratación”, dijo, y sólo una de ellas sería adecuada. Pero esta vez casi todos los candidatos eran adecuados.

Muchos de ellos provenían de las industrias de viajes y de hospitalidad que fueron las más afectadas en la pandemia. Ha sido una historia diferente en Vodafone UK. El grupo de telecomunicaciones ha estado haciendo publicidad para personas en sectores que han sufrido menos, como la tecnología.

“No estamos inundados”, dijo Clare Corkish, directora de recursos humanos del Reino Unido. De hecho, la compañía ha tenido que tomar medidas adicionales para asegurar a las personas en trabajos estables en otros lugares que, a pesar de los tiempos inciertos, era seguro dar un salto y cambiar de trabajo.

“Ése ha sido un desafío que hemos tenido que reconocer”, dijo. Además de eso, los nuevos reclutas están comenzando sus trabajos en nuevas compañías de una manera muy extraña: debido a que muchos miembros del personal trabajan desde casa, aún no se han reunido con colegas en persona o visitado su nueva oficina.

Contratar a personas sin haberlas conocido en persona también ha sido una nueva experiencia para Simon Holden, director de operaciones de CityFibre, el grupo de red de fibra de banda ancha que planea crear hasta 10 mil empleos en los próximos tres años.

“En realidad, está funcionando bien hasta ahora”, me dijo. Las cosas podrían cambiar en el futuro, agregó, pero la experiencia lo llevó a pensar sobre el valor de las reuniones cara a cara. “Creo que las personas piensan de manera diferente sobre la naturaleza del trabajo”, dijo.

Estoy segura de que eso es cierto y el cambio es bienvenido. Pero el mundo laboral será mucho mejor cuando haya más trabajos en qué pensar.

Lo más leído

DF Multimedia