×
Columnistas

Convocatorias de innovación abierta, ¿y luego qué?

Beatriz Hamilton Directora Técnica TRANSFORME Consultores

Por: Beatriz Hamilton | Publicado: Jueves 22 de agosto de 2019 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Beatriz Hamilton

Durante los últimos años en Chile y todo Latinoamérica, estamos viendo un creciente interés en las empresas por hacer convocatorias de innovación abierta, con principal foco en identificar startups que puedan apoyarlas a resolver problemáticas específicas o más estratégicamente, porque saben que en ellas está el futuro de su industria y quieren ser parte de esa visión y negocio.

Imagen foto_00000002

Además, por supuesto, las empresas buscan posicionarse en el ecosistema de innovación y vincularse, quieren que sepan que están abiertas a recibir ideas, que reconocen tener debilidades que requieren soluciones. A cambio, ofrecen apoyo, conocimiento, redes, financiamiento, o simplemente transacciones comerciales.

Muchas startups postulan a esto. Se eligen las de más alto potencial, aquellas que parecen que entregarán mayor valor a la empresa. Vemos sesiones de pitch, demo days, planes de negocios, detalles técnicos de las soluciones... ¿Pero luego qué pasa? ¿Están las empresas chilenas preparadas para vincularse con startups?

Como dice Simon Synek, lo primero es tener un propósito claro para vincularnos con las startups. Seamos muy honestos en este punto. Muchos declararán de inmediato que quieren potenciar la industria, apadrinar a los entrantes, fortalecer su imagen de liderazgo. No está mal tampoco admitir que sólo se busca conocer lo que está pasando y actuar como vitrina, generar contactos o armar una gran red de posibles proveedores.

Pero sobre todo, no olvidemos definir claramente los propósitos relacionados al impacto en el negocio. Si queremos que la vinculación funcione, debemos contar con el apoyo de varias unidades de negocio y soporte de la empresa y, para ello, el propósito debe recaer sobre dolores reales de ésta. Muchas veces, los procesos de innovación abierta nos dan la oportunidad de llegar con soluciones innovadoras en menor tiempo y con otras capacidades en comparación a hacer desarrollos internos; si es así, también es útil declararlo internamente y camisetear con este proceso a toda la empresa.

Teniendo claro el porqué, debemos definir el alcance de la relación y declararlo desde la convocatoria. Evitemos generar falsas expectativas: ¿buscamos sólo un proveedor con una solución paquetizada? ¿Estamos dispuestos a invertir en las empresas? ¿Cuánto y qué tipo de riesgo estamos dispuestos a asumir? Considerando nuestros activos y también nuestras redes, ¿qué podríamos ofrecerles?

En temas estratégicos y de gobierno: ¿tenemos políticas y procedimientos especiales para trabajar con startups? ¿Estamos trabajando con ellas sobre focos estratégicos específicos? ¿Tenemos una persona dedicada a que esto funcione? ¿Alguien que actúe como habilitador y que esté encargado de generar los conectores entre el modelo y las diferentes áreas de la empresa? Las definiciones estratégicas toman tiempo, pero son por lejos las más importantes.

Siempre en algo nos podremos caer, pero si no hay un alineamiento bien definido, entonces el fracaso es seguro.

Lo más leído