Editorial

El (golpeado) músculo PYME de Chile

  • T+
  • T-

Compartir

Imagen foto_00000001

a semana pasada Diario Financiero publicó una sección especial sobre pequeñas y medianas empresas (PYME), resaltando cinco historias de emprendimientos “que intentan darle vuelta a la crisis”.

No era nuestra intención original. Hubiésemos querido terminar el año contando y celebrando historias de PYME que han excedido metas y tenido éxito; en lugar de eso, la realidad del país nos ha obligado a relatar dramáticas historias de supervivencia y sacrificio ante una adversidad de la cual ninguna de esas empresas, como tampoco miles de otras en todo Chile, es responsable.

Junto con ser dolorosas, o quizás por eso mismo, son también historias inspiradoras, porque sus protagonistas están tratando, contra viento y marea, de mantener a flote sus proyectos, de cumplir sus compromisos y de apoyar a sus trabajadores. Sus enemigos, como bien lo saben, son temibles: desplome de las ventas, alza del dólar, deudas impagas, proveedores en quiebra. Y el temor a la violencia, constantemente, ensombreciendo aun más el panorama.

A pesar de eso, estas y otras PYME perseveran. Por fortuna no están solas, y junto con sus historias nuestra cobertura incluyó una extensa guía de iniciativas públicas y privadas para ayudar a este sector de la economía con créditos blandos, recursos para capital de trabajo, postergación de impuestos, reprogramación de deudas, asesorías financieras y otros instrumentos. Para canalizar esa ayuda serán clave el catastro de PYMEs afectadas y la radiografía del sector elaborados por el Ministerio de Economía.

Con todo, la crisis social no es lo único que aqueja a las PYME. Esas empresas son la abrumadora mayoría y explican el grueso del empleo, pero producen una parte muy menor del ingreso, los sueldos que pagan son bajos y tienen serios problemas de productividad. Es claro que el sector aún no está por completo a bordo de la cuarta revolución industrial y que, mientras eso no ocurra, el país en su conjunto tampoco podrá aprovechar todas sus oportunidades.

Todos esos son desafíos que, por cierto, la crisis social hace más urgente que nunca abordar.

Lo más leído

DF Multimedia