×
Columnistas

Un ganar- ganar

Macarena Letelier Velasco, Abogada, Magister en Derecho Público Universidad de Chile y mentora Red de Mujeres Líderes del Estado.

Por: Macarena Letelier Velasco | Publicado: Jueves 22 de agosto de 2019 a las 22:40 hrs.
  • T+
  • T-

Macarena Letelier Velasco

Esta semana tuvimos el privilegio de ser parte del primer encuentro de la Red de Mujeres Líderes del Estado, programa impulsado por el Servicio Civil, el Ministerio de la Mujer y Equidad de Género y la empresa social WoomUp, a cargo de las mentorías.

La Red tiene como objetivo conectar mentoras –con experiencia en el sector público o privado- con profesionales de diversos servicios públicos, para en conjunto recorrer esta ruta que les permita avanzar en su desarrollo laboral.

Las redes siempre son fundamentales. Y no solo entre mujeres, sino entre personas, grupos, gremios, y en general para todo aquel que entienda que la vida presenta desafíos, oportunidades, problemas y alegrías que intuitivamente se viven mejor acompañados.

La experiencia es un gran aliado al momento de tomar decisiones y definir caminos. Para poder aprender de ellas debemos haber transitado una larga ruta, o bien tener quien nos las transmita y nos aconseje desde su propia vivencia. A quien cumple ese rol se le conoce muchas veces como mentor/a.

En este caso, ser mentora, más que un privilegio o reconocimiento, es una gran responsabilidad. No estamos llamadas a dar a conocer solo logros o entregar recetas con buen sabor, sino a contar cuando nos hemos caído, cuando hemos tomado una decisión incorrecta o incluso, cuando por miedo o desconocimiento no nos hemos atrevido a avanzar en nuestras carreras profesionales, pensando que debemos optar por cumplir bien un rol en la vida y permanecer estancada en otro.

Este programa no solo es indispensable, sino visionario de la necesidad real que existía en un grupo grande de mujeres que trabajan en el servicio público. Prueba de ello fueron las más de 500 mujeres que postularon para ser seleccionadas y donde finalmente 100 serán parte de la Red junto a 50 mentoras.

Sin duda, en estos ejercicios de acompañamiento son las dos partes las que ganan. Conocer la vida de alguien y ver en otro el espejo de situaciones que nosotros pudimos haber vivido nos enriquece, dándonos claridad de los actos ejecutados y tratando que nuestra mujer acompañada tome mejores decisiones.

Queremos movilizar a quienes por años han sido funcionarias públicas y por diferentes razones no han optado a nuevas oportunidades, incluso dentro de sus servicios. Las capacidades están, las ganas también, pero a veces necesitamos un consejo y sobre todo entender lo crucial que son las redes de apoyo entre mujeres que cumplimos diversos roles y a quienes culturalmente se nos indica con el dedo al momento de romper nuestros techos de cristal y aspirar a asumir nuevos desafíos que involucren más poder.

Porque ¿qué es el poder para las mujeres? Tal vez es tener más tiempo para la familia o para nosotras mismas, pudiendo estar en el lugar que nosotras queremos estar trabajando, dando lo mejor y creciendo profesionalmente de manera constante. Eso lo descubriremos en este gran camino que comenzamos siendo parte de la Red de Mujeres Líderes del Estado, donde ¡todas y todos ganamos!

Lo más leído