×
Sergio Lehmann

La economía chilena pierde potencial

Economista jefe Bci Estudios

Por: Sergio Lehmann | Publicado: Viernes 3 de julio de 2015 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-
Sergio Lehmann

Sergio Lehmann

Durante los últimos meses se ha instalado con fuerza la discusión en torno a cuánto es la capacidad máxima de crecimiento de Chile, en una perspectiva hacia el largo plazo. Este concepto contempla el uso total de los factores productivos, y es conocido como el crecimiento potencial o tendencial. Más allá de los efectos que ello determina sobre la capacidad de la economía de ir dando respuesta a las necesidades de mayor bienestar social y desarrollo, es clave en la definición de la política económica.

Próximamente se dará inicio a la discusión del presupuesto fiscal 2016. Para esos efectos, de forma de determinar el ingreso público estructural, es decir aquél que es independiente del ciclo económico, es necesario definir el crecimiento del producto potencial de Chile. Mientras mayor sea éste, mayor es el espacio para la expansión del gasto público, acorde con la regla fiscal estructural, que permite mantener cuentas fiscales sanas. Desde el punto de vista de la política monetaria, el producto potencial es también una variable clave. Un factor esencial para medir las presiones inflacionarias, se relaciona con las holguras de capacidad de la economía. Mientras mayor es el crecimiento potencial, dada la expansión económica, menores son las presiones sobre los precios, por lo que aumentan los grados de libertad para la definición de la política monetaria.

En los últimos años hemos visto una caída en la capacidad de crecimiento de Chile. En efecto, hasta 2013 se estimaba que ésta se situaba en torno a 5% anual, valor que el Banco Central de Chile redujo en septiembre de 2014 a un rango entre 4% a 4,5%. Actualmente, el crecimiento potencial de la economía se encuentra en 3,7%, por debajo de los requerimientos para abordar con efectividad las necesidades sociales más urgentes. ¿Pero qué ha llevado a este menor crecimiento potencial? Cuatro factores esenciales podemos identificar:

1) El crecimiento de la productividad en Chile se ha reducido, llegando a cifras en torno a 0,5% anual. Debemos apuntar a duplicar esta tasa, lo que requiere fortalecer la innovación y dar mayor espacio a la capacitación de trabajadores. Este es un tremendo desafío, en la medida que los gastos en investigación y desarrollo en Chile son muy bajos en relación al PIB y que no se han dado suficientes incentivos para que las empresas inviertan más recursos en capacitación. 2) El costo de la energía en Chile es alto, comparado con el de países OCDE y emergentes. Esto resta competitividad y afecta el crecimiento. 3) Baja en inversión. La tasa de inversión en Chile ha caído desde valores en torno a 28% del PIB en 2010 a valores cercanos a 23% del PIB. 4) Envejecimiento de la población. Este es un fenómeno global, que conlleva un menor ritmo de aumento de la fuerza de trabajo, limitando los factores que llevan al crecimiento.

Tenemos entonces que hacia los próximos años veremos tasas de crecimiento relativamente bajas. Sin embargo, podemos revertir este desarrollo, otorgando mayores incentivos a la innovación, capacitación e inversión. Como sociedad, debemos responder con urgencia a este desafío, de forma de no dejar pasar, a beneficio de las futuras generaciones, la oportunidad de dar al más breve plazo el salto al desarrollo.

Lo más leído