×
Rodrigo León

Nueva jefatura para el INAPI

Rodrigo León Silva Abogados

Por: Rodrigo León | Publicado: Miércoles 20 de marzo de 2019 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-
Rodrigo León

Rodrigo León

El régimen de la propiedad industrial, que cubre desde las marcas comerciales hasta las patentes de invención —pasando por los modelos de utilidad, los diseños y dibujos industriales e indicaciones geográficas entre otros—, constituye uno de los regímenes jurídicos más actuales, dada su relación estrecha con la protección legal de la innovación y el emprendimiento.

Imagen foto_00000002

La agencia que se vincula al otorgamiento y reconocimiento de estos derechos es el Instituto Nacional de Propiedad Industrial (INAPI), creado por Ley 20.254 del año 2008. La recientemente nominada como una de las más innovadoras oficinas de marcas y patentes a nivel mundial por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual deberá contar con un nuevo director o directora, que esperamos conocer en las próximas semanas.

Nuestra historia republicana cuenta, desde casi su origen, con normas legales que regulan la organización de la propiedad industrial, como por ejemplo en la Constitución de 1833. A modo de anécdota, la primera patente otorgada en nuestro país fue en 1840, relativa a la protección de un método para elaborar ron en Chile, mientras que la marca comercial más antigua en registro en el INAPI es “Santa Rosa de los Andes”, de 1877.

Son varios los cambios que sufrió nuestra normativa, desde las funciones que tuvo como agencia de registro de derechos industriales la Sociedad Nacional de Agricultura, pasando por el antiguo Departamento de Propiedad Industrial dependiente del Ministerio de Economía, al actual INAPI. La nueva jefatura del INAPI tendrá varios desafíos, partiendo por lograr la aprobación del actual proyecto de ley en el Congreso que busca modernizar la Ley de propiedad industrial n° 19.039. Adicionalmente, deberá buscar la integración del sistema nacional de propiedad intelectual en uno solo, reorganizando el derecho de autor y las variedades vegetales, todo bajo un nuevo INAPI, pasando además por el apoyo técnico en la negociación de los cada día más complejos tratados internacionales sobre integración y libertad comercial, todos los cuales siempre incluyen sendos capítulos sobre propiedad intelectual, como el muy actual CPTPP, pronto a ser ratificado por nuestro país.

Pero más allá de todo lo mencionado, muy actual e importante, por cierto, el nuevo INAPI deberá hacer frente a problemas mayores que dicen relación directa con el Chile que queremos para este siglo, en particular, el rol de la tecnología en el desarrollo de nuestro país. Sin lugar a dudas una de las agencias estatales que deberá dar su voz técnica al futuro de la transferencia tecnológica es el INAPI, que deberá apoyar al nuevo Ministerio de Ciencia y Tecnología, todavía sin un norte claro, discutiendo su rol frente al casi centenario CORFO.

La nueva jefatura del INAPI tendrá el gran reto de acompañarnos en el camino al desarrollo, siendo su participación fundamental en lograr dicho objetivo, pues la tecnología es la única vía para lograrlo.

Lo más leído