Pilita Clark

Cinco formas de destacarte en la oficina mientras trabajas desde casa

Pilita Clark

Por: Pilita Clark | Publicado: Lunes 6 de julio de 2020 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

Pilita Clark

Pilita Clark

Durante esta pandemia he cometido varios errores trabajando desde casa.

Murmuré una leve obscenidad en una videollamada, pensando que tenía el micrófono en silencio. Al final de una reunión web muy larga, debido a mi emoción por finalmente tener la oportunidad de hablar, hice click en el botón equivocado y salí de la llamada.

Hace unos días sucedió algo peor. Por haber ignorado el comportamiento errático de mi calendario en línea, casi me pierdo una reunión vital de trabajo porque el sistema de notificación del diario se había desactivado.

Imagen foto_00000002

Ninguno de estos eventos alcanzó un nivel que perjudicaría mi carrera. Sin embargo, revelaron una realidad inquietante: avanzar en la oficina desde casa requiere dedicación.

Dudo que hubiera comprendido esto si no hubiera estado en contacto regular con personas que, como yo, están en su cuarto mes de trabajo remoto, pero a diferencia de mí, lo están haciendo con una competencia incansable. Después de verlos en acción, aquí hay cinco lecciones útiles que he aprendido.

1. Ponte al tanto del presentismo digital. Los trabajadores de oficina siempre han entendido la necesidad de parecer ocupados. Esto era mucho más fácil cuando estabas trabajando en la oficina física, donde podías quedarte en tu escritorio hasta que el jefe se fuera a casa o colgar un abrigo en el respaldo de tu silla cuando salías de la oficina. Los hábiles trabajadores desde casa han recurrido a alternativas digitales útiles.

Primero, atasca tu agenda en línea con citas, luego ajusta la configuración para asegurar que este ajetreo sea ampliamente visible. Además, asiste a tantas reuniones en línea como sea posible y habla al menos una vez, incluso si no tienes nada significativo que decir. Cuando sea posible, muestra una diapositiva o dos para consolidar la impresión de tu seria actividad.

2. Acoge la paranoia. El trabajo remoto es una receta perfecta para la paranoia. Cuando estamos solos en casa desarrollamos una extraordinaria habilidad para transformar un breve correo electrónico, o un mensaje telefónico sin respuesta, en una crisis profesional. El trabajador remoto eficaz reconoce esta ansiedad por lo que es: una ventaja sobre cualquiera que piense que en estos tiempos económicos difíciles, está bien relajarse. No está bien, especialmente si tienes el tipo de trabajo que tenía más sentido antes del brote de Covid-19 que después.

Un colega recalcó esta situación cuando me contó sobre una conversación que había tenido con el director de una empresa reconocida. Antes del virus, el director dependía de un grupo de gerentes intermedios que hablaban con gerentes locales más jóvenes sobre cómo les iba en sus numerosas y variadas locaciones. Después del Covid, el director simplemente reunió a todos los gerentes locales en una llamada regular de Zoom y escuchó por sí mismo lo que estaba sucediendo sin la ayuda de esos gerentes intermedios, quienes ahora están luchando por mantenerse relevantes.

3. No sólo hagas una llamada telefónica, haz una videollamada. Aunque sea paranoico, es más fácil mantenerte alerta ante un posible desastre en la oficina cuando puedes ver la cara de una persona. A menudo, también es más divertido. Sé que los introvertidos prefieren el teléfono, o mejor aún, el correo electrónico. Estos tiempos requieren valentía. Presiona el botón de la videollamada.

4. Se despiadado con tu tiempo. Para los padres de niños pequeños, el trabajo desde casa significa dos trabajos: el trabajo por el cual reciben un salario y el segundo de cuidado infantil o educación en el hogar. Es una pesadilla. También requiere una habilidad excepcional: la gestión ingeniosa del equipo. Conozco a varias personas con niños mayores, o sin niños, a quienes se les ha pedido que trabajen durante las horas de oficina hostiles para las familias, sólo para encontrarse trabajando horas aplastantes durante semanas sin descanso. Intenta no ser esa persona.

5. Intenta conquistar la tecnología. Finalmente, existe el Internet, o más bien la brecha digital entre los que tienen y los que no tienen banda ancha. Esa brecha se ha puesto al descubierto, ya que todo, desde las aulas hasta los tribunales, está conectado en línea. Según algunos estimados, incluso en EEUU, hasta 163 millones de personas no utilizan Internet a velocidades de banda ancha.

Esto debe arreglarse, pero mientras tanto, cualquier empleado de oficina que pueda permitirse el lujo de actualizar una conexión poco fiable debería hacerlo. Además de las llamadas de trabajo sin interrupciones o problemas técnicos, te permitirá realizar conferencias, presentaciones de clientes y una gran cantidad del trabajo profesional que está sucediendo en línea y que puede avanzar tu carrera.

¿No estás convencido? Entonces, considera un gran beneficio adicional: podrás dejar de gritarles a todos en tu casa que salgan de Fortnite y Facebook para que finalmente puedas concluir esa llamada importante de Zoom.

Lo más leído

DF Multimedia