Erik Haindl

¿Cuál es la verdadera tasa de desocupación en Chile?

Erik Haindl Director Instituto de Economía, Universidad Gabriela Mistral

Por: Erik Haindl | Publicado: Miércoles 3 de febrero de 2016 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

Erik Haindl

Erik Haindl

El Instituto Nacional de Estadísticas (INE) acaba de publicar una tasa de desocupación de 5,8% a nivel nacional para el trimestre móvil terminado en diciembre de 2015. Si esta tasa fuera correcta, estaría indicando una situación de sobre-empleo en que todos los trabajadores que buscan empleo, lo encontrarían con un breve periodo de búsqueda, y para las empresas sería difícil encontrar trabajadores. Como esta situación parece distar bastante de la realidad, es razonable preguntarse acerca de cuál es la verdadera tasa de desocupación en nuestro país, y cuál es el error metodológico en que está incurriendo el INE.

Como punto de partida, es razonable suponer que tanto 2013 como 2014 fueron situaciones cercanas al pleno empleo en Gran Santiago y a nivel país. La tasa promedio de desocupación del INE a nivel nacional en 2014 fue de 6,3%, nivel idéntico al obtenido por la Universidad de Chile para el Gran Santiago.

Un modelo desarrollado por mí, genera una tasa natural de desocupación para el Gran Santiago de 6,5%, considerando condiciones normales de flujo de entrada a la fuerza de trabajo, rotación laboral y probabilidades normales de encontrar trabajo.

En los últimos años la fuerza de trabajo viene creciendo a cifras sistemáticamente mayores que la población. La población total viene creciendo a cifras cercanas al 1% anual, mientras que la población de 15 y más años viene creciendo a un ritmo de 1,6% anual, reflejando el proceso de envejecimiento de la población chilena. La tasa de participación en la fuerza de trabajo en la población mayor de 15 años también viene creciendo, debido a la creciente incorporación de la mujer en el mercado laboral. Entre 2010 y 2014, la tasa de participación creció desde 58,2% a 59,8%. La tasa de participación debió alcanzar a 60,2% en 2015, de seguir la tendencia anterior. Con esto se debió haber tenido un crecimiento promedio de la fuerza de trabajo cercano al 2,2% anual en 2015. De hecho la tasa de crecimiento de la fuerza de trabajo, medida por el INE entre 2010 y 2014, alcanzó al 2,2% anual.

Si se hace crecer la fuerza de trabajo al 2,2% anual en 2015, y se aceptan los niveles de ocupación medidos por el INE, se obtiene una tasa de desocupación promedio de 7,0% para todo el año 2015.

¿Qué ocurre con las tasas de desocupación medidas por la Universidad de Chile? La tasa de desocupación promedio de la encuesta de la Universidad de Chile para la Región Metropolitana alcanza al 7,0% en promedio para 2015 y al 7,3% en diciembre.

Resulta obvio que las tasas de desocupación tienen que subir con una economía que se expande a un ritmo cercano al 2% anual, mientras la fuerza de trabajo crece al 2,2%.

¿Cómo logra el INE sus tasas extraordinarias en términos de desocupación? Muy simple: haciendo crecer más lento la fuerza de trabajo, incluso disminuyéndola en algunos meses (esto le permitió disminuir la tasa de desocupación en octubre a pesar de existir una caída en el nivel de ocupación absoluto). El “error metodológico” del INE está en una mala medición de la fuerza de trabajo. Al hacer crecer la fuerza de trabajo más lento que la población, se aseguran bajas tasas de desocupación.

Sería importante tener a futuro un INE autónomo, que no esté expuesto a presiones políticas que puedan distorsionar la medición de indicadores sensibles como la tasa de desocupación o el índice de precios al consumidor.

Lo más leído

DF Multimedia