Cartas

Una ley de pago a 30 días efectiva para las PYME

  • T+
  • T-

Compartir

Señora Directora:

Mucho se ha hablado de cuánto ayudará a las PYME la Ley de Pago a 30 días, que establece plazos justos y regula el no cumplimiento, entre otras medidas. Sin embargo, estos plazos rigen desde el momento de la emisión de la factura hasta la fecha de pago, y es justamente antes de la creación de ese documento cuando muchas empresas nacionales se ven entrampadas.

El primer paso es que las empresas –sin importar su tamaño- deberían contar con políticas de pago que establezcan el procedimiento para realizar el desembolso, con personas y plazos designados. Se recomienda explicitar que, sin la emisión de una orden de compra, no se podrá efectuar el pago. De esa manera se asegura una trazabilidad del proceso.

A su vez, se espera que estos lineamientos sean comunicados tanto interna como externamente, ya que se requiere la adhesión de la organización como de sus proveedores. Por ello, es recomendable generar contratos que apoyen la transferencia de conocimiento al ecosistema y comenzar a amplificar las buenas prácticas de compra en el mercado.

Las empresas más maduras aún pueden agilizar sus procesos, al incorporar una clasificación especial a sus proveedores PYME, y así agilizan la operación de pago a quienes más lo necesitan.

Sin duda, el mejor camino sería avanzar hacia un proceso más o menos estandarizado, donde todos los actores del mercado sepamos que, sin la emisión de una orden de compra, no se debería formular la factura y menos gestionar el pago.

Gloria Templeton
Senior Manager de Consulting Deloitte

Lo más leído

DF Multimedia