×
Cartas

Efecto látigo en cadena de suministro por Covid-19

  • T+
  • T-

Señora Directora:

Además de las graves condiciones sanitarias y movilidad que está sufriendo el mundo y nuestro país, se suma el desafío de administrar de buena manera y mitigar el efecto látigo en la cadena de suministro de las organizaciones.

Este fenómeno se explica cuando el cliente requiere de 10 unidades de un producto, pero el minorista, para mayor seguridad, ordena 15 al distribuidor. Luego, este ordena 30 unidades al fabricante, lo que permite tener un mejor stock, produciéndose 30 unidades, para una demanda de 10.

Pese a que el impacto inicial del coronavirus se limitó a la oferta –muchos fabricantes no pudieron obtener piezas, y no había suficiente transporte para mover productos–, hoy se ve afectada la demanda.

Una disminución en la demanda fomenta un efecto látigo: los minoristas, al ver menos demanda de los consumidores, ordenan menos a los mayoristas; estos piden menos a los fabricantes; y los fabricantes a sus proveedores. Si este efecto se combina con interrupciones del suministro y una desaceleración en el gasto del consumidor, las consecuencias son negativas para la economía.

Las organizaciones en Chile pueden mitigarlo incentivando más colaboración e intercambio de información en cada etapa de la cadena y conociendo el inventario, sobre todo el de amortiguamiento. Esta configuración del stock debe ajustarse periódicamente; mientras que la fijación de precios estable ayuda a predecir la demanda. Estas medidas podrían disminuir los negativos efectos producidos en la economía.

Claudio Müller
Académico Facultad de Economía y Negocios, U. de Chile

Lo más leído