Personaje

Las propuestas que saldrán a la luz del grupo de Whatsapp llamado "Economistas" y en el que participa Briones

Este lunes se conocerá por primera vez la hoja de ruta que los más cercanos al Ministro de Hacienda llevan semanas preparando para levantar el país.

Por: Isabel Ovalle | Publicado: Sábado 1 de agosto de 2020 a las 21:00 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

"Economistas" se llama el grupo de WhatsApp que reúne a 12 especialistas cercanos al ministro Briones y en el que participa él también.

Los mensajes son exclusivamente de políticas públicas y de ahí han surgido varias iniciativas como cartas en El Mercurio firmadas por todos sus integrantes como una que esta semana brindó total apoyo a la gestión de Gonzalo Blumel durante su período como ministro del Interior.

Fue ahí, en ese chat, que surgió la necesidad de armar un programa contundente con propuestas para levantar la economía. Ya en julio lo tenían listo, pero la discusión por el retiro de los fondos de pensiones tomó tal magnitud que obligó a dejar el documento en stand by. Ahora, esperan, es el momento de darlo a conocer.

Las 70 páginas fueron compiladas por Sebastián Izquierdo (director de Horizontal), Alfonso España y Alfredo Maira en base a sesiones por Zoom y por mail con economistas como Raphael Bergoeing, Rolf Lüders, Paulina Yazigi y Felipe Morandé .

Este lunes en la tarde en un webinar, que cuenta con el Ministro de Hacienda en el panel, lo que es hoy es solamente un documento entrará a la cancha y será leído -por la cercanía del ministro con este grupo- como potenciales políticas públicas para los meses que vienen.

Sorprende al revisarlo que varias de las medidas propuestas han estado fuera de la discusión pública como, por ejemplo, el refinanciamiento de créditos de consumo bajo tasas favorables, destinada a la clase media para enfrentar de mejor manera la contención de la crisis, y un fondo de capitalización para empresas grandes.

Con respecto a los créditos de consumo, se propone que el Estado cree un fondo financiado con recursos públicos -similar al Fogape- y que respalde a los hogares pertenecientes al 80% más vulnerable al momento de adquirir un crédito destinado para refinanciar su deuda existente. Esto, a su vez, les permitirá la posibilidad de pre pagar su deuda bajo condiciones más favorables, beneficiándose de las nuevas tasas de interés que se encuentran en un mínimo histórico. En este sentido, el fondo debiese aplicar para diversas instituciones financieras, y su monto debiese ser tal que logre cubrir los gastos administrativos, junto con asegurar una tasa del 0,5% -en línea con aquella del Banco Central- para el grueso de los hogares.

Sobre la capitalización de empresas sistémicas, hay menos detalles que en el caso anterior pero se delinea de la siguiente manera: un fondo consistente para un "plan de garantías para la movilización de los créditos necesarios, condicionado a que la firma en cuestión haya demostrado una solvencia financiera sólida previo a la crisis sanitaria. En otros documentos laterales se pueden encontrar los criterios de selección más específicos de qué empresas calificarían de acuerdo a tres criterios: exposición al coronavirus, importancia (por ejemplo, sectores donde estas empresas representen más del 50% de la facturación) y desarrollo humano. También se abre la puerta a bonos convertibles.

Cambio de gabinete

¿Cuánto de esta hoja de ruta tomará el ministro en los meses que vienen? Y quizás más clave aún ¿Cuánto podrá impulsar desde un gobierno que vive dificultades para impulsar sus propios proyectos en el Congreso? El cambio de gabinete del martes 28 de julio instaló al ministro de Hacienda en un nuevo escenario. La salida de Gonzalo Blumel de Interior no le acomoda en esta etapa, dicen.

Su política de consensos y diálogos, propia del grupo de las "palomas" -como se catalogó a la dupla que formaba con su par de Evópoli- quedó en desventaja frente a los "halcones" que se sumaron al equipo político. Ahora tendrá que llegar acuerdos importantes como la reactivación al empleo y el presupuesto 2021 con interlocutores de larga trayectoria política como Víctor Pérez y Andrés Allamand.

Sus cercanos esperan que en el ministro de la Segpres, Cristián Monckeberg, encuentre un aliado. Mientras estuvo a cargo del ministerio de Desarrollo Social trabajaron codo a codo por el ingreso de emergencia. Además de tener un perfil más moderado, proclive a los consensos, seguirá en el comité político.

Y es precisamente ese el desafío de esta hoja de ruta, explica Izquierdo: "generar una plataforma de acuerdo transversal que permita reactivar la economía una vez sea superada la pandemia, mediante políticas públicas responsables y reformistas". "La prioridad está en volver a levantarnos, recuperar nuestra economía y nuestros empleos" señaló a DF MAS, el ministro de Hacienda, Ignacio Briones.

Las otras propuestas

La hoja de ruta se hace cargo del costo de la larga lista de medidas ya que un plan de gasto público de esta magnitud supone una gran presión presupuestaria para el futuro, por ello, dicen sus autores, es necesario reforzar la institucionalidad relacionada a la regla fiscal, ampliando las facultades del Consejo Fiscal Autónomo e incluyendo el nivel de deuda del país en el cálculo del Balance Cíclicamente Ajustado.

En relación a la reactivación económica el foco está en la creación de empleo a través de un plan de inversión público y la búsqueda de sinergia con el sector privado con foco regional. La inversión en obras públicas tendría de dos fases: la primera llamada "fast-track" identificará los proyectos atrasados y destrabará barreras administrativas para que esa ejecución esté lista para partir cuando el COVID-19 deje de ser una amenaza para la salud de todos los chilenos. La segunda etapa potencia un plan de concesiones que considera la localización de proyectos de viviendas sociales en sectores bien conectados y en la creación de áreas públicas, que agreguen valor a la vivienda, logren integrarla al tejido urbano y su infraestructura está basada en energías renovables, capacidad hídrica y aislación térmica. El proyecto considera la aceleración de proyectos de transporte público, tales como el Metro y el tren a Melipilla.

Otra de las propuestas que contribuirá a la reactivación es la facilitación y agilización del proceso de constitución de empresas. Frente a la crisis, se espera un aumento del número de pequeños emprendimientos debido a la necesidad económica. Estos, a su vez, son asociados al funcionamiento informal, al no estar inscritos en el SII, por lo que se busca instaurar un sistema de constitución acelerado, buscando ofrecer incentivos tributarios que reduzcan el costo de la figura.

A lo anterior se su suma la idea de flexibilizar el mercado laboral en armonía con los desafíos que presenta la crisis sanitaria, dado que se requiere el reconocimiento de nuevos horarios, roles, y formas de trabajo, que exigen una adaptación o reorganización e incorporar polifuncionalidad en legislación.

La sustentabilidad económica de Chile es uno de los temas que más preocupa al ministro, por lo que las propuestas presentes en "Hoja de Ruta para una Recuperación Sustentable y Responsable" conversa con sus inquietudes y probablemente las incorpore. El texto propone que más allá́ de la reactivación económica expresada exclusivamente en cifras, se debe abogar por aprovechar la crisis como una oportunidad que permita lograr un desarrollo equilibrado del país a través de mayor infraestructura y competencia en el mercado energético, potenciando el hidrógeno verde y la electro movilidad, por ejemplo. E implementar una estrategia comunicacional efectiva respecto a las oportunidades de inversión extranjera en temas de sustentabilidad en Chile; energía, recursos hídricos, etc.

"Básicamente, lo que necesita la economía en estos momentos es ponerle quinta a fondo a la reactivación de la economía", resumen.

Tras la presentación del documento, el equipo de asesores externos ya está trabajando en un documento que proponga soluciones para el tema de una eventual reforma previsional a raíz de lo que esta sucediendo con el retiro del 10% de las pensiones. Esto porque al igual que el ministro de Hacienda Ignacio Briones, el grupo de economista concuerda que una buena reactivación económica requiere un mejoramiento en las pensiones de los chilenos.

El círculo de hierro para el "tercer tiempo"

Juan José Obach, el jefe de gabinete, se convirtió en su mano derecha de Ignacio Briones desde su nombramiento en mayo de este año en reemplazo de Francisco Matte quien asumió la representación de Chile en el Banco Mundial. Este ingeniero comercial UC y Master de Administración Pública en Harvard, "maneja bien la macro, el ministro le tiene confianza plena lo que facilita mucho el trabajo entre ellos", comenta una fuente del ministerio.

Otra nueva pieza clave es Francisca Dusaillant quien desde hace 3 semanas lidera las políticas laborales de la cartera por lo que se espera que tome un protagonismo mayor en relación con el programa de reactivación económica. Con Briones se conocieron cuando ambos participaban como asesores en el CEP. Francisca había trabajado en Hacienda cuando Felipe Larraín dirigía la cartera.

Dusaillant llegó en reemplazo del economista Rafael Sánchez quien optó por seguir con su carrera académica y evitar los coletazos que trajo consigo un estudio que publicó 2005 que planteaba el bajo impacto que tendría la reforma que reducía de 48 a 45 las horas laborales, el cual fue usado en su contra por miembros de la oposición cuando a principios de este año se volvió a discutir dicha reforma rebajando la carga laboral a 40 horas.

Briones, quien trabajó con el Ministro Felipe Larraín en el primer gobierno de Sebastián Piñera hizo que muchos de los colaboradores optaran por quedarse tras el cambio de mando, como el subsecretario Francisco Moreno quien está a cargo de los servicios que tienen relación directa con las personas como aduanas, Tesorería, Banco Estado y casinos, entre otros. "Cuando tiene que estar en el congreso se pone el overol y es clave en conseguir votos porque es bien respetado por la UDI", confiesan fuentes de palacio que han visto al subsecretario junto al ministro en el Congreso.

El abogado José Riquelme -coordinador legislativo- ha ganado terreno en el Congreso ya que cuenta con varias redes en el hemiciclo: fue asesor legislativo de varios diputados entre ellos Ernesto Silva y Joaquín Lavín. Tal es el protagonismo que ha alcanzado que en más de una ocasión ha expuesto en representación de Briones en las comisiones del Senado y la Cámara de Diputados.

El director de presupuesto, Matías Acevedo, es un consejero del día a día ya que tienen oficinas pegadas en Teatinos 120. Con él saca cálculos, le ayuda a contener la demanda de funcionarios públicos y tiene injerencia política porque es cercano a legisladores de la UDI.

Don fichas clave del "circulo de hierro" son Andrés Hernando -coordinador de políticas sociales- quien tiene un rol preponderante al ser la contraparte de Hacienda con el ministerio de Desarrollo Social y Luis Oscar Herrera -director macroeconómico- quien tiene la responsabilidad de sacar los cálculos para los planes de subsidio y reactivación además de coordinar el trabajo con el Banco Central y las medidas financieras como el FOGAPE.

A nivel de asesores externos, existe un grupo de "outsiders" que aconsejan al ministro. Muchos se han sumado a proyectos específicos como es el caso del académico de la UAI Claudio Agostini, quien está de cabeza en la formulación de un plan de una reforma tributaria que incluya la baja en los impuestos para las pymes y la depreciación acelerada de la base imponible para las grandes empresas.

Pese a que ha mantenido un bajo perfil el economista Slaven Razmilic lleva 6 meses ejecutando las políticas públicas y metodología del programa "Presupuesto Base Cero" con miras al presupuesto 2021 -el que debe ser presentado el próximo 30 de septiembre- considerando los gastos que ha tenido que incurrir el Estado a partir del estallido social y debido la pandemia producto del Covid-19.

Felipe Cádiz, periodista y experto digital fue de los últimos "externos" en ser reclutado por el ministro. El lo asesora en el manejo de plataformas digitales y redes sociales.

Sabido es que el ministro de Hacienda cuenta con un grupo de economistas que lo apoyan en la elaboración de propuestas. El economista Pablo Correa -vicepresidente de Banco Estado y miembro del directorio de Horizontal- es quien le tocó implementar la propuesta de los créditos de FOGAPE. El economista, asesor internacional, académico de la UC, y militante de Evópoli, Klaus Schmidt-Hebbel, fue uno de los 16 economistas junto a Sebastián Izquierdo que Briones citó para que formara parte de la mesa de especialistas que armaron la propuesta para hacer frente a la crisis económica que azotó el país producto del coronavirus.

 

Comentarios

Para comentar debes ingresar a DF.cl

Recuerda siempre respetar nuestras políticas de comentarios

¿No te has registrado aún en DF? Conoce todos los beneficios de estar registrado o crea una cuenta ahora

Lo más leído

DF Multimedia